¿Cómo relacionar eficiencia con las finanzas y las operaciones de tu restaurante?

Muchos de los costos operativos que asume un restaurante han subido desde que comenzó la pandemia. Esa fue una de las varias razones en la cual muchos restaurantes cerraron permanentemente.


Tampoco ha sido fácil montar un nuevo restaurante para aquellos que quieren entrar a la industria. Los costos de ocupación son una barrera muy alta de saltar para los que quieren operar su propio restaurante.


Entonces, ¿qué se puede hacer para que el dolor de cabeza no sea tan duradero?


Para aquellos que ya están operando un restaurante, sabiendo que los costos de los alimentos han incrementado hasta un 38%, se puede rebajar esto al disminuir el desperdicio de los alimentos de tu inventario.


¿Pero cómo?


Los costos de los alimentos pueden representar aproximadamente un tercio del costo de administrar un negocio de restaurantes.


Los restaurantes pueden reducir significativamente el desperdicio al enfocarse en las soluciones de almacenamiento de alimentos en el sitio. Los cortes de energía, el mal funcionamiento de los equipos, las fallas de refrigeración, los equipos viejos y los errores humanos contribuyen al desperdicio de alimentos.


Invertir en tecnología para optimizar el almacenamiento de alimentos y gestionar el consumo de agua puede dar frutos a largo plazo.


Todo esto conlleva a optimizar la energía del establecimiento.


Los restaurantes gastan hasta el 5% de sus presupuestos operativos en electricidad.

Por ejemplo, un informe encontró que reducir el consumo de energía en un 20% se traduce en el mismo beneficio final que un aumento del 5% en las ventas.


Sin embargo, con más del 40% de los costos de energía de los restaurantes provenientes de la refrigeración, la mejora de las métricas en esta categoría puede tener un impacto enorme en la rentabilidad.


Si bien las inversiones en nuevas unidades de refrigeración equipadas con tecnología reducirán el consumo de energía, los propietarios de restaurantes pueden equipar los electrodomésticos existentes con sensores para garantizar que los niveles de refrigeración se optimicen, las puertas y barreras permanezcan cerradas y las unidades permanezcan operativas.


Ahora bien, para aquellos que quieren entrar a la industria pero les asusta la inversión inicial gigantesca que conlleva un restaurante, explorar servicios alternativos en la industria pueden ser un paso inicial.


Un ejemplo notable de estos esfuerzos es la adopción acelerada de cocinas fantasma. Las cocinas fantasma reducen el costo de entrada y permiten una mayor innovación dentro de la industria de los restaurantes.


En un artículo pasado detallé sobre el concepto de las cocinas fantasma. Pueden leer de ahí un breve resumen de lo que son.

3 visualizaciones

¿Buscas soluciones para tu Restaurante?

Recibe más información gratuita!

Gracias por suscribirte!!!