Restaurantes virtuales, conceptos virtuales, cocinas ocultas y/o cocinas fantasma...

Tantos nombres para dos simples conceptos nuevos... En fin, siempre habrá creatividad por parte de los seres humanos y eso se disfruta.


Primero hablemos de la base, lo que da la posibilidad de que existan los restaurantes virtuales.


Las cocinas ocultas o cocinas fantasmas.


Las cocinas ocultas o cocinas fantasmas son espacios físicos que incluyen todo lo que llevaría una cocina común de un restaurante. Estos espacios físicos solo sirven un propósito, que es ser una cocina para uno o varios restaurantes.


Se puede decir que este concepto de cocinas ocultas son como los bienes raíces exclusivamente para restaurantes, donde el restaurante paga una mensualidad o firma un contrato de varios meses para usar el espacio.


Esta modalidad ya esta en pleno apogeo en países como China, India, Estados Unidos y algunos en Europa. China cuenta con la mayor cantidad de cocinas ocultas en el mundo, seguido por los países del occidente. En Estados Unidos, gracias a la pandemia, esta modalidad ha sufrido un cambio radical en comparación a lo que era en el 2019. Ya se han invertido billones de dólares en esta industria (en EE.UU) y se proyecta que para el 2030 esta modalidad llegue crear un mercado valorado en 1 trillón de dólares.


Ahora hablemos sobre lo que genera el movimiento en estas cocinas fantasma.


Restaurantes virtuales o conceptos virtuales.


Estos pueden ser restaurantes ya establecidos que se quieren expandir al mundo virtual y de delivery y también pueden ser nuevos conceptos de restaurantes entrando al mercado únicamente desde una perspectiva digital.


Las cocinas fantasma y los conceptos virtuales ofrecen a los restaurantes una forma de entrar al mercado con un mínimo de gastos generales y un ahorro en personal, pero no están exentos de obstáculos.


Los restaurantes virtuales que son nuevos, pueden tener desafíos como crear la confianza en la marca sin tener ese espacio al público en donde el equipo del restaurante puede ver cómo reaccionan los clientes a sus platos y al servicio.


También se elimina la experiencia física entre consumidor y restaurante y eso es sumamente importante para establecer esa conexión emocional entre ambos.


Además, con el delivery, muchas variables están fuera de control. Se depende mucho de la demanda que te pueden traer las plataformas de delivery, como viajan tus productos y como llegan al consumidor, la temperatura de la comida, el tiempo en que se demora el cliente en decidir cuando se come la comida y si existe algún problema no habrá un mesero o un supervisor para atenderte.


El mercadeo digital del concepto virtual va a ser la clave para que los consumidores se enteren de que existes, te tomen en consideración y luego que te tengan la confianza para pedir de tu restaurante virtual.


Estas dos modalidades de la industria restaurantera son nuevas pero están proyectando un potencial extremadamente grande y positivo. Ya se encuentran en Latinoamérica, así que veremos pronto si estos conceptos son aceptados por los consumidores que viven en el continente.

39 visualizaciones

¿Buscas soluciones para tu Restaurante?

Recibe más información gratuita!

Gracias por suscribirte!!!