Conociendo un poco más sobre el gasto más difícil de controlar: El costo laboral de un restaurante.

El considerado gasto más difícil de controlar debido a:

  • Aumento de los salarios mínimos.

  • Escasez de personal.

  • Alta tasa de rotación de la industria.


Les presentaré unos promedios de la industria para los diferentes tipos de restaurantes.


Los restaurantes de servicio completo (ej. gourmet, familiar, casual), donde te atienden en tu mesa, el costo laboral ronda entre un 30% - 35% de las ventas. Mantener el costo en ese rango usualmente puede significar que el restaurante opera con ganancias.


Los restaurantes de servicio limitado (ej. comida rápida, food trucks, casual rápido) tienen un costo laboral rondando entre 25% - 30% de las ventas. Ese rango usualmente representa una operación con ganancias para un restaurante de servicio limitado.


Ojo, estos son solo promedios de la industria. Estos promedios están basados en los números de miles de restaurantes y que presentan diferencias entre sí. Uno nunca debe basar sus objetivos de costos y ventas en promedios industriales!


Los promedios de la industria solo proporcionan un punto de referencia para comparar el desempeño de los restaurantes. Para cada restaurante, existe un presupuesto laboral ideal único. Los promedios son solo promedios para muchas variables y categorías que no son las mismas que las de tu restaurante.


Se debe establecer un presupuesto laboral realista de acuerdo con lo que tu restaurante es capaz de hacer. Existe un costo laboral ideal para cada restaurante. Sin embargo, el costo de mano de obra ideal no significa el más rentable. Ideal es un número de mano de obra teórico basado en la productividad máxima.


El costo de mano de obra ideal es el punto en el que la menor cantidad de horas de trabajo produce los niveles más altos de servicio al cliente.


Los salarios que paga y los precios que cobra determinan en última instancia la rentabilidad.


No se puede arreglar un sistema laboral defectuoso simplemente aumentando los precios. Recuerde, ¡hay un precio máximo que los clientes están dispuesto a pagar!


¿Cuál debería ser tu objetivo? Encontrar el equilibrio entre la mejor experiencia posible que puedas brindar y un costo laboral que te garantice ganancias.


El presupuesto laboral debe ser:

  • Realizable.

  • Realista.

  • Rentable.

  • Beneficioso para todos (clientes, personal, contable).


El conocimiento diario de las expectativas de productividad ayuda a reducir las horas de trabajo desperdiciadas. Las revisiones semanales también ayudan a reconocer cuándo se necesitan ajustes en las pautas de dotación de personal o en el recuento de clientes previsto.

4 visualizaciones

¿Buscas soluciones para tu Restaurante?

Recibe más información gratuita!

Gracias por suscribirte!!!