Una alternativa para que los hoteles ingresen más dinero.

Luego del golpe durísimo que sufrió y que sigue sufriendo la industria de la hospitalidad, los operadores de hoteles han hecho lo posible por mantenerse en pie.


Aparte de operar con perdidas económicas, una gran parte del espacio que ofrecen los hoteles no se están utilizando. Cuando hablo de espacio me refiero a las cocinas y los cuartos.


Desde el año pasado, varias cadenas de hoteles han hecho acuerdos con empresas que ofrecen el servicio de ¨cocinas fantasmas¨ o incluso los mismo hoteles han tomado la iniciativa sin la ayuda de un tercero.


¿Cuál ha sido esta iniciativa?


Utilizar las cocinas de los hoteles como cocinas para restaurantes locales o franquicias.


¿Cómo funciona esto?


El hotel ofrece el espacio de sus cocinas para cualquier restaurante que este buscando operar como las ¨cocinas fantasmas¨.


Se analiza la capacidad que tiene la cocina del hotel y si puede manejar toda la logística de actuar como cocina fantasma.


El hotel ya tiene el equipo entrenado y con experiencia (chefs, sous-chef, asistentes de cocina, etc) y también las instalaciones y los equipos de cocina. El restaurante tendría que entrenar a los empleados del hotel a como cocinar el menú que ofrecen y todo lo demás que conlleva las operaciones de un restaurante.


El restaurante que está utilizando el espacio del hotel puede pagarle al hotel ya sea en mensualidades, anualidades, porcentaje por unidad vendida o como más le convenga a ambos negocios.


¿Existe compatibilidad entre el hotel y el restaurante?


Aunque este modelo funciona aparentemente en cualquier cocina, hay algunas métricas que se usan para evaluar la compatibilidad.


Para el restaurante, es vital buscar cocinas que puedan generar significativamente más ventas sin necesidad de inversión, así como un equipo de cocina que ya tenga experiencia en la creación de alimentos desde cero. Encontrar una combinación bien hecha es especialmente importante para las marcas que son solo virtuales, ya que la falta de presencia física le da más importancia al producto.


Para el hotel, es importante asegurarse de que este concepto no obstaculice con su operación principal. Si encuentran el equilibrio adecuado entre su restaurante principal (el del hotel) y los conceptos alojados (los restaurantes alquilando la cocina del hotel), puede haber un potencial de crecimiento exponencial.


Existe una realidad, y es que es más probable que los conceptos empresariales (franquicias locales, internacionales y restaurantes locales con demanda grande) tengan más facilidad para escalar negocios virtuales que los restaurantes independientes, ya que las cadenas bien establecidas ya están preparadas para crecer de forma rápida. Las marcas independientes, por otro lado, pueden carecer de la comunicación, el efectivo y los recursos compartidos necesarios para crecer de la misma manera.


En tiempos de crisis, siempre hay que buscar alternativas para mantenerse a flote y esta alternativa suena viable si es aplicada correctamente. Los hoteles deberían estudiar más esta opción y considerarla ya que puede garantizar un flujo de dinero constante.

990 visualizaciones

¿Buscas soluciones para tu Restaurante?

Recibe más información gratuita!

Gracias por suscribirte!!!